Carro compra

 x 

Carro vacío
  • Orain ez, Beñat
  • Xavier Mina
  • Ortzadar Arraina
  • La desmemoria de los vencedores
  • Simón Bolívar
  • Frutak
  • Hegaztien inbentarioa irudiduna
  • Un enemigo mortal e invencible
  • Ezinbesteko nanoliburuak 1
  • Isiltasunaz hunatago
  • Eltxo batek ziztatzen badizu
  • Abere ba
  • Breves del desconcierto
  • ¿Qué está pasando con Iruña-Veleia?
  • Leireren txakurra
  • Mugi/atu
  • Krokodilo txikia, Jirafa altua eta neurri kontuak
  • Natura berriak

 

«El palio es la representación simbólica de esa negra y letal simbiosis entre Iglesia y Estado, que dio origen al nacionalcatolicismo teocrático. En la actualidad, dada su raigambre franquista más inmediata, el palio es un mal sueño para gran parte de la población creyente. Por eso, cuando los políticos hacen caso omiso de la aconfesionalidad constitucional y participan en procesiones religiosas acompañando al palio, se comportan como el dictador genocida: someterse al poder religioso y reforzar dicho poder. Por eso, estas tradiciones religiosas, aparentemente anodinas, son dinamita bien cebada que, explotada zorrunamente por la Iglesia, conduce a su reforzamiento institucional y recibir del Gobierno prebendas económicas. Es un círculo vicioso que se muerde la cola.»
Víctor Moreno en Nueva Tribuna 

 

Detalles de Con el palio hemos topado.

El sitio empleará cookies para recordar su idioma y opciones de navegación, si usted está de acuerdo: