Carro compra

 x 

Carro vacío
  • Animalien inbentarioa irudiduna
  • Uskararen eleak - Las palabras del uskara
  • Tarta goxoa
  • Tratado de [h]ortografía
  • Ene Itsugidari, Ene Kapitain
  • Animaliak
  • Zer behar da?
  • Igeritz
  • Eltxo batek ziztatzen badizu
  • Hitzak hots
  • Por un sistema público de pensiones
  • Etxe honetan
  • Neguko argiak
  • Aireportuko musika
  • Leitzako bordak, sorreran (1557-1965)
  • Indiar Txikia
  • Los promotores del 36 en Navarra
  • unisonoa

De Noáin a Amaiur (1521-1522)

Ensayo y Testimonio nº 134
/ Castellano
/ año 2012
/ 240 páginas
20,00 €
Descripción

El año que decidió el futuro de Navarra

El apasionante año que discurre entre junio de 1521 y julio de 1522 o, lo que es lo mismo, entre la Batalla de Noáin y la toma del castillo de Amaiur, es uno de los periodos clave en la Historia de Navarra. Nunca como entonces las opciones militar, política y diplomática estuvieron tan abiertas para el futuro de un pequeño reino pirenaico.

En el contexto de las revoluciones españolas de Comuneros y Germanías y la reactivación de la rivalidad europea entre Francisco I de Francia y el emperador Carlos V, los navarros iban a mostrar una mayor unanimidad en la defensa de su independencia que en 1512. La derrota de Noáin –que bien pudo haber sido una victoria- fue sólo un revés militar rápidamente compensado por la creación en la Navarra cantábrica de un mini-estado legitimista. Las conversaciones franco-imperiales celebradas en Calais bajo la mediación de Enrique VIII de Inglaterra se decantaron finalmente a favor del emperador, pero bien pudieron haber conllevado la restitución del reino a Enrique II de Navarra. Y, finalmente, el proyecto de crear una chancillería vasca con sede en Pamplona que aglutinara a los territorios entonces castellanos de Álava, Bizkaia y Gipuzkoa y al Reino de Navarra hubiera supuesto un futuro distinto incluso dentro de la Corona española.

La heroica defensa de Amaiur y la desaparición de los principales líderes legitimistas navarros no significó el final de aquella Guerra de Navarra, pero sí un punto de inflexión que la redujo a una pugna por el control de la Baja Navarra.

El sitio empleará cookies para recordar su idioma y opciones de navegación, si usted está de acuerdo: