Carro compra

 x 

Carro vacío
  • Euli fiririren festa
  • Un enemigo mortal e invencible
  • Neguko argiak
  • Herrera de la Mancha. Prisión de castigo
  • Natura berriak
  • Ene Itsugidari, Ene Kapitain
  • Breves del desconcierto
  • Amets Gaizto nire armairuan
  • Ravelen Boleroa
  • La represión en Navarra (1936-1939) Tomo I
  • Bizitzea ez al da oso arriskutsua?
  • Etxeak eta hilobiak
  • La represión en Navarra (1936-1939) Tomo II
  • Etxera bidean
  • Urre aroa. Seis poetas de Tierra Naba
  • De vuelta a casa
  • Animalien inbentarioa irudiduna
  • Leireren txakurra

Juan Rena (II). Destrucción de Navarra al servicio de España

Ensayo y Testimonio nº 161
/ Castellano
/ año 2015
/ 240 páginas
20,00 €
Descripción

Tras la publicación del libro Juan Rena clave en la conquista de Navarra, esta nueva publicación amplía la investigación, concluyendo que Rena careció de fondos oficiales de Castilla (con aportaciones esporádicas de destacados protagonistas en la ocupación), se sirvió de las recaudaciones de Navarra y ejerció en el reino como caja autónoma y separada, en cuantas exacciones se realizaron. Además, se valió de promesas falsas de pago, y sobre libranzas sin liquidez (propias, del rey o virreyes), para obtener dineros que nunca devolvería.

Frente a las tesis de diversas publicaciones oficiales de todo ámbito, que mantienen que Castilla llevó a cabo en Navarra un esfuerzo económico importante, Pedro Esarte demuestra que la administración castellana en Navarra se costeó mediante la Hacienda navarra, con sus aportaciones tributarias de cuarteres (renta que grababa a los hogares o «fuegos» navarros) y con las alcabalas, que comprendían el resto de tributos civiles. Los préstamos a Rena de la nobleza castellana implicada en la conquista militar fueron en la práctica inversiones de los partícipes castellanos en momentos claves (1512, 1516 y 1521-2) aportados a la espera de gracias y dádivas reales, o cargos y prebendas de diferente índole.

Juan Rena fue el artífice, el cajero que a falta de un gobierno normal tuvo la visión de hacer posible una administración pública al servicio del ejército de ocupación que la imponía.

“Juan Rena fue el Maquiavelo necesario, el recaudador de los impuestos de Navarra con los que pagaba al ejército de ocupación”
Noticias de Navarra (2-08-2015)

El sitio empleará cookies para recordar su idioma y opciones de navegación, si usted está de acuerdo: