Carro compra

 x 

Carro vacío
  • Nor naiz ni? Animalien kumeak - Poloetako lurrak
  • Leitzako dorreak
  • haragizko erreformak
  • Plazas con frontón en Euskal Herria
  • Artistak gara gu
  • Heldu garen guztiak
  • Mari Paz Jiménez eta pintura
  • Immigranteak
  • Opari ezberdin bat
  • Gose biziko beldarra
  • Zazpi munstro eta katu bat
  • Bat bi hiru gabonak datozkigu
  • Ata Pank eta Ate Punky. BISITA
  • Amaren bidaia
  • Jesuitas, exquisita fantasmagoría
  • La batalla de Amaiur. La historia perdida de Navarra
  • De los vascones al Reino
  • 53 cigüeñas. Valcardera, 1936. Miguel Antonio Escobar. El socialismo navarro en la II República

De la República a Franco

/ Ensayo y Testimonio nº 265
/ Castellano
/ año 2022
/ 608 páginas
29,00 €
Descripción

Logo icono pdf

Navarra 1931-1945

¿Nunca te has preguntado qué es lo que pudo pasar en Navarra entre 1931 y 1936 para que llegara algo tan anhelado como la República, cargada de esperanza e ilusiones, y, tan solo cinco años después, todo terminara en un golpe de Estado, en una represión despiadada y cruel en la que salieron a la luz los peores instintos de los verdugos, y en una de las peores guerras conocidas por la humanidad hasta hoy?

En estas páginas se recogen cronológicamente los principales hechos que sucedieron entre la proclamación de la II República y los primeros años de la Dictadura tras la guerra. En Navarra se pueden resumir esos años como de expectativas de cambios sociales, turbulencia política durante la República, algunos enfrentamientos y, finalmente, un doble golpe, por un lado, militar, y por otro, requeté, que triunfó en nuestra tierra desde el minuto uno. Esta rebelión contó con miles de voluntarios navarros armados y con el apoyo y el aliento de la mayor parte de la sociedad, embebida de fervor religioso y ansias de limpieza ideológica.

La represión en Navarra fue tan brutal al principio como prolongada en los años siguientes, lo que causó miles de víctimas en una población de dimensiones reducidas. Entre caídos en el frente (no solo voluntarios y movilizados por reemplazo, sino también muchos otros obligados a elegir entre la cuneta o el combate), asesinados en retaguardia (tanto por unos como por otros), personas que no pudieron sobrevivir en campos de concentración y batallones tras concluir la guerra, etc., el número de navarros muertos alcanzó una cifra realmente insoportable. La sociedad navarra pagó muy cara la aventura del alzamiento, el fervor de la represión y las ansias de guerra.

Compra

 x 

Carro vacío

Acceso

facebook2  twitter2  YouTube Pamiela  instagram2   email2

El sitio empleará cookies para recordar su idioma y opciones de navegación, si usted está de acuerdo: