Text Size

Erosketa

 x 

Saskia hutsik dago
  • Diario volátil
  • Ernesto eta Zelestina, kale musikariak
  • Biba Mina!
  • Lecciones del camino
  • Herejeen alaba
  • Ipuinak nahasten!
  • Zenbakiak asmatzen
  • Cuatro estaciones en un día
  • Ernesto eta Zelestina, Simeon galdu da
  • Hilvano recuerdos
  • Guía del GR 225. Fuerte de Ezkaba - Urepel
  • Los fugados del Fuerte de Ezkaba 3ª edición

Navarra. Castillos que defendieron el Reino. Tomo III

Ganbara 10

Hizkuntza Gaztelera

2007. urtea

288 or.

600 irudi eta argazki koloreetan
Description

La Navarra occidental, la frontera del mar. Álava, Bizkaia, el Duranguesado, Gipuzkoa.

Iñaki habla de sentimientos y yo encuentro sólo un nombre para ellos: «patria». Pues eso era lo que trataron de defender nuestras gentes y eso es lo que nos han roto. ¿Cómo puede uno tras conocer cómo han ocurrido aquí las cosas, quedarse sin sentirla? y es que, el tener conocimiento de lo que fuimos nos dice lo que nos corresponde ser, pues unas fechas concretas de nuestra historia responden al cómo y al porqué de nuestra actual situación.

Como se temía Iturralde, hace más de 100 años, al escribir la metáfora del «ruiseñor de Errotazuri», con el paso de los años, algunos de los descendientes directos de nuestras gentes no reconocen su nido y toman la jaula en que fueron encerrados como si de su hogar se tratase, y a quien le nace el sentimiento más noble, lógico e inevitable de querer rehacer su nido lo tratan de nacionalista enfermizo.
* * *

Iñaki sentimenduez mintzatzen da eta nik izen bat besterik ez dut haietarako aurkitzen: «aberria». Ezen hori zen gure jendeek defendatu nahi izan zutena eta hori da hautsi digutena. Nola gera daiteke bat, gauzak hemen nola gertatu ziren ezagutu ondoren, hura sentitu gabe?, bada, izan ginena ezagutzeak izatea dagokiguna esaten digu, gure historiako data zehatz batzuek egungo gure egoeraren nola eta zergatik galderei erantzuten baitiete.

Iturraldek susmatzen zuenez, orain dela 100 urte baino gehiago, «Errotazuriko urretxindor» haren metafora idaztean, urteak igaro ahala gure jendeen ondorengoetako batzuek ez dute beren habia ezagutzen eta itxiak izan zireneko kaiola beren etxetzat hartzen dute eta bere habia berregin nahi izateko sentimendurik noble, zentzuzko eta saihestezinena duena nazionalista gaixoberatzat jotzen dute.

Iñaki Perurena

* * *
Recuperar la memoria perdida. Éste ha sido el motivo del libro. Sólo podemos enseñar los sentimientos de quienes se esforzaron por construir estos castillos para defenderse. Gentes de Gipuzkoa, Álava, el Duranguesado y Bizkaia que sintieron a sus reyes vascones, por la lógica de formar parte unos de otros. Es el sentimiento que describe Iñaki Perurena y que hoy parece no tener cabida en la política.

Estos castillos protegieron un país común, un pueblo y una cultura semejante. Unos castillos que, curiosamente, marcan la línea fronteriza cultural y traspasan las fronteras políticas impuestas creando la suya propia.