Text Size

Erosketa

 x 

Saskia hutsik dago
  • No te pongas nerviosa
  • Lurraldea eta herria
  • Duvoisin kapitainaren malura
  • Xavier Mina
  • Kezkamuxelak
  • Kokuioak 1
  • Mentalidad vasca
  • Bidaiak
  • Cosimoren katiuskak
  • Erlea 11
  • Hamar hatz ttipi eta hamar behatz ttipi
  • 39 idazle nafar

Historia de la Real Fábrica de Municiones de Orbaizeta

Ganbara -

Hizkuntza Gaztelera

2011. urtea

200 or.

289 plano, mapa eta argazki koloreetan
28,00 €
Description

Análisis arquitectónico y planos:
Javier Beorlegui


El contenido de este libro es el fruto de las investigaciones realizadas en la documentación histórica que existe sobre el conjunto patrimonial de la Real Fábrica de Municiones de Orbaizeta y sobre los vestigios que quedan hoy de la misma.
forbaizeta001Mucha de la información hallada en diferentes archivos y fuentes impresas, tiene el valor de haber sido escrita, con todo lujo de detalles, por personas que vivieron en aquella época y que fueron testigos excepcionales del funcionamiento, hechos y vivencias relacionados con la propia fábrica. Esta información histórica, mucha de ella oculta durante años, es una buena guía también para conocer el contexto político, social y económico de aquellos años convulsos de la edad contemporánea. Sin ella, sería imposible entender la dimensión e importancia que llegó a tener esta Real Fábrica de la corona y la gran repercusión que tuvo en la vida de los habitantes de esta zona del Pirineo navarro.
forbaizeta002[…] viendo el estado ruinoso de toda la instalación y su progresivo deterioro, no podemos hacernos a la idea del grado de organización, orden, control y profesionalidad de quienes diseñaron, edificaron y trabajaron en aquella instalación. Muchos de ellos, militares de profesión, formados en las academias para oficiales, demostraron tener grandes conocimientos, no sólo en la industria del hierro, en ingeniería o arquitectura, sino también en administración. Construir esta fábrica en un enclave orográficamente agreste y aprovechar esta circunstancia para crear una instalación, con un trazado casi perfecto, dice mucho a favor de la capacidad técnica de los que la diseñaron.
Por otro lado, hay que destacar la pericia y buen hacer de las decenas de canteros, carpinteros, herreros y demás profesionales, los mejores de Navarra, auténticos especialistas en sus gremios, que tuvieron la virtud de construir una instalación austera, robusta, funcional, cómoda y enormemente bella. Una superficie total de 92.450 m2 de los cuales 15.410 eran ocupados por veinticuatro edificios: quince de ellos correspondientes a talleres y almacenes y nueve a viviendas y edificios de servicios.
forbaizeta003También fueron muy importantes e imprescindibles las labores realizadas por centenares de jornaleros, arrieros, carboneros, mineros… muchas de las veces en unas condiciones de trabajo especialmente duras y de gran precariedad.
La historia de la Real Fábrica de Municiones de Orbaizeta es ante todo una historia de luces y sombras. Comenzaré con las sombras. En la canción que compuso Benito Lertxundi en 1978 sobre la fábrica de Orbaizeta, cuyo texto se incluye al inicio de este libro, nos habla sobre una historia maltrecha: kondaira urratu baten… Y, la verdad, no le falta razón.
[…]
Este libro está escrito para todo el mundo y en él he tratado de recopilar y transmitir, de la manera más fidedigna posible, la información hallada. Para una mejor comprensión, he distribuido el volumen en doce capítulos insertando gran cantidad de elementos gráficos, como planos, estadillos, esquemas y fotos, que espero ayuden al lector. He procurado seguir un orden cronológico.
El tener hoy en día este patrimonio, magnífico ejemplo de arquitectura industrial borbónica del siglo XVIII, debe ser un orgullo para el pueblo de Orbaizeta, para el resto del Valle de Aezkoa y para Navarra en general.
Ojalá sepamos recuperarlo, cuidarlo y transmitir a las generaciones venideras su importancia y trascendencia histórica.
Malli Txapar
Orbaizeta, junio de 2010

Hitzaurrea

1975. urtea zela uste dut, Saraitzu eta Aezkoa inguruetan Aste Sainduko egunak pasatzen nenbilen.
Ostegun goizean, Aribera heltzean, bizkaitar adiskide batzurekin topo egin nuen eta aspaldi ikusi ez nuen Jose Ramon Uriarte adiskidea, antzinako arma ola baten berri ematen ari zen talde hartan. Bera ekonomiako Master bat egiten ari zen Londresen, eta ikasketen bidez ezagutzen omen zuen arma ola; eta han zebilenez gero, lehenaldikoz egun horretan bertaratu omen zen.
Orbaizetako arma olak garai bateko ekonomian eta historian izan zuen garrantziaz mintzo zen, eta bere kontatzeko erak neri ere bertaratzeko grina sortu zidan.
Ostiral Saindu egunean, goiza langartsu agertu zen…, isil isilik, bakar bakarrik, autoa hartu eta Orbaizeta aldera abiatu nintzen.
Giro langartsu hura ezin egokiagoa zitzaidan nere barnea astintzen zuen emozioarentzat. Nere burua gero eta beroagoa zegoen, guztiz minbera egingo zitzaidan bizipenerako prestaturik nintzen.
Orbaizetara heldu eta arma olarako bidea nondik zen galdetzean, lehenengo biek etzekiten, horrek oraindik bitxiagoa eta misteriotsuagoa egiten zuen nere helburua. Hirugarren bati galdetu eta honek ederki bideratu ninduen. Sartu nintzen bada bide hertsi batean; euri mehe hark Iratiren naturaleza sarkorra are barnekoiagoa egiten zuen; Iratiren izpiritua arnasten zuen nere gogoak eta kantu baten bila gabiltzanontzat ezinbestekoa izaten den zirrara pil-pilean sentitzen nuen, kantu baten hari muturra aurkituko nuela zihurtzat jotzen nuen. Kantu zaharretan hainbeste aipatzen den basoilarra han ari zen kantari. Hurbiltzen ari nintzen, gero eta bakardade haundiagoa, gero eta gune erlijiosoagoa; eta isiltasun hura are isilagoa egiten zuen ur murmurio zoroa aditzen hasi nintzen; bapatean nere begiek aurrez aurre zuten lehen harresia.
Autoa utzi eta hormari begira nengoela, senaz, hertz batean goruntz zihoan belar soildu lerro bati jarraitu nion; ustekabean horma sendo baten gainean nere burua aurkitu nuen arte. Behekaldean Txangoaren urak hartzen dituen Legartza erreka, arkupean eta bi hormen artean, etengabeko joanean, mar-marra otoizten ari zen, oihartzunaren lilura aurkitzen zuelarik. Lehenmina sorraraziz, nortasun sarkorra isurtzen zuen eraikin apurtu hark; gure nahi eta ezinezko izate hautsiaren eszenatokia zirudien.
Egun arma ola zaharra, Kultur Interesdun Onura izendatua izan da eta Iratiko naturan, garai batean ez bezala, bakean aurkitzen da. Eguneroko bakardadean, isil isilean, nehor ere ohartu gabean, suzko, burdinezko eta polborazko arranguren oroitzapen zaharrak jalgitzen dira hormetan erroak dituzten zuhaitzetan gora.
Hitzaurre honetan, nik egun hartan bizitutako oroimen poetikoa idatzi dut. Mallik, ikerketa lan serio baten ondorioz, liburu honen irakurleentzat guztiz interesgarriak izango diren gora behera historikoak ematen ditu, arma ola zahar honen inguruan gertaturiko guztia.
Benito Lertxundi
2010eko apirilaren 21a