Text Size

Carro compra

 x 

Carro vacío
  • Represión y terror franquista en la Diputación de Bizkaia: fusilamientos y depuración (1936-1976)
  • Fingimientos y desarraigos (2001-2017)
  • Pelegrinak
  • Ipuinak nahasten!
  • Muertes oscuras
  • Ez da erraza, katagorri!
  • Cocina tradicional para jóvenes
  • Lurraldea eta herria
  • Euskararen aztarnak Sardinian?
  • Gehiago garenean
  • Toponimia navarra. X Artajona. Toponimia vasca - Artaxoa. Euskal toponimia
  • Zenbakiak asmatzen
  • Alex eta sagu mekanikoa
  • España y Navarra desde el siglo XIX
  • Memoria poética
  • Ernesto eta Zelestina, kale musikariak
  • Hamar hatz ttipi eta hamar behatz ttipi
  • Ez da kaxa bat

Sebas Yerri [Retrato de un suicida]

Ilargia Narrativa 32
/ Castellano
/ año 2018
/ 176 páginas
Descripción

Logo icono pdf

Esta novela vuelve la mirada hacia los años del pasado reciente: finales del siglo XX y principios del XXI. Es una revisión pormenorizada de la vida de un hombre desde que nace hasta su muerte por suicidio a los 51 años. «Quiero que la descripción sea lo más desapasionada posible. Lo que quiero es volver a verlo con la mayor nitidez, sencillamente eso. Juntar unos cuantos fragmentos y luego dejarlo ahí», declara el narrador al comienzo. Y unas pocas páginas más adelante se pregunta: «¿El suicida sabe que lo es?».

El libro se compone de 221 pequeños capítulos que funcionan como piezas de un puzle: textos breves escritos en un estilo claro, conciso y en ocasiones incluso afilado y cortante. Por otro lado, SEBAS YERRI [retrato de un suicida] es también una reflexión literaria y personal sobre el suicidio en el tiempo presente.

«El suicidio consciente es el acto menos especulativo. No intenta ya ganar nada. No intenta nada. Cuando alguien en plena posesión de sus facultades mentales se quita la vida, lo hace en unas circunstancias de dolor y soledad extremas. Pretender conocerlas y arrogarse el derecho a juzgarlas es un signo inequívoco de fanatismo y estupidez. Nadie mira tan frontalmente a la muerte como un suicida.»

«Nunca se deja ser el que se fue con 24 años»
U.L. (12 abril 2018)